jueves, 22 de junio de 2017

A la orilla de mi agujero favorito.






Me duelen los dedos de echarte de menos;
Y no pienses mal,
que es de escribirte.

Si saco la pistola no es para disparar;
sólo para meter miedo.
Igual que cuando me levanto la falda.

Nos pasamos más de media vida anclados a recuerdos,
y la única forma de sobrevivir que conozco ahora
es a base de olvidar.
A veces, que bonito...Se me olvida mirar hasta la hora,
como si el tiempo no existiera.

A veces, incluso, se me olvida tu existencia
y es lo más cerca que he estado
de estrangularte mientras duermes.

Digo "he estado"
porque nunca sabes donde vas a estar mañana.


Tú, por si acaso no me salves todavía
que hay demasiados lugares donde quiero perder las bragas.

Y joder, sobretodo, ni se te ocurra dejar de odiarme
no vaya a ser que me de por pensar
que he dejado de importarte.

-Una vez una compañera mía del trabajo me dijo que si le deseas el mal a alguien te acaba jodiendo a ti.
Hay días, todos, por ser exacta, en los que te deseo la muerte.
Cierro los ojos,
apretándolos bien,
porque esperar la muerte
es algo así como follar borracho;
que nunca sabes bien cuando va a venir el chorro.
Pues exactamente igual.

Lo debo de estar haciendo fatal,
lo de desearte la muerte, digo.
Porque sigo respirando
incluso cuando recuerdo el "crack".
Y no hablo de mi corazón,
hablo de aquella última vez en la que
me desabroché el sujetador
y esperé
ser esperada.





Odiar siempre me ha parecido algo abstracto.
Pero el amor...joder.
El amor huele a lefa,
a bragas húmedas.
El amor suena a hostia
incluso cuando sólo es una caricia.
El amor es un "no cierres con llave"
pero tú pones la llave porque de ladrones está lleno el mundo.
El amor es una cama con sábanas estampadas que disimulen
lo mucho que nos queremos.
El amor es de color rojo; como las venas de tus ojos y el carmín de mis labios.
El amor es un "hasta el fondo".

La última vez que alguien quiso llegar al fondo vio tanto vacío que salió corriendo. Y no me extraña, a mi también me asustaría; si soy la persona más oscura que conozco.
Pero puedo sonreirte un ratito, si quieres.
Y contarte, no sé...
Que claro que creo en Dios.
Sólo si ese Dios del que hablamos es Missy Elliot.
A mi me ilumina cualquier camino, hasta los equivocados, si suena en mis auriculares.

(Nadie habla de lo buena que debía de estar la virgen María para ser ella la elegida. Porque yo una vez pensé que estaba preñada de algún ser divino. Fue el mismo día en el que asumí que debía de dejar de pedirme los kebabs con salsa picante porque después cagaba raro).

Contarte que yo jamás seguiría a ese Jesucristo del que todos hablan.
Yo si tengo que seguir a alguien por algo que dice y dijo elijo seguir a Eminem.
Él dijo eso de "I feel so empty without me".
Y joder, yo me di cuenta de eso hace unos meses; cuando me perdí y me encontré en un espejo de un baño de Zaragoza súper bonito.
Pensé:  "Joder, mírame tengo 99 problemas pero son míos. Y este jersey te hace un buen par de tetas, pero ese no es el tema, Laura. Esto, esto a lo que llamas ruinas eres tú, y eres asquerosamente pequeña, y jodidamente subnormal. Pero tienes que quererte, porque mira que tetas, no, mira quien eres. Eres la tía que ha ido a Zaragoza para ignorar una puta depresión que te toca el culo. Métele una puta hostia, porque sin permiso, tía, sólo si hay un mojito de por medio. No mil putas lágrimas".

Desde entonces no me quiero,
pero me soporto.



Supongo que todo tiene una explicación;
Siempre pierdo las llavesy eso es jodido porque igual significa
que no voy a superar esta mierda
a la que le he puesto tu nombre
en la puta vida.

Aunque sigo sin abrir los ojos
porque pa' no verte conmigo,
para qué mirar?


Pero que coño vas a saber tú
si la última vez que me preguntaste
que qué coño me pasaba te dije que "nada"
Nada, yo, que me estaba ahogando.
O no sé,
puede ser que te estuviera avisando
"nada".
Y si nadas
no te ahogas.
Pero te mojas.
Te mojas porque yo te lleno todos esos vasos de agua
que veías medio vacíos.



Por eso, ya es tarde.
Ya me has visto morir tres mil veces -por segundo-.
Así que no me salves, te digo.


La cago como los más grandes.
Y tengo más planetas
que esto a lo que llamas Universo;
cuando no me miras.
Sobretodo cuando no me miras.




























viernes, 2 de junio de 2017