viernes, 25 de diciembre de 2015

El crimen sin escena.

No me acuerdo de si al quinto trago era cuando moría o cuando me enamoraba. No me acuerdo de  si bailo sola porque soy de pisar los pies, o porque nadie me concede este baile. No me acuerdo de si quise saltar por ir de valiente o por suicida. No sé si escribo por necesidad o por escribir. No sé si soy lo parezco, o parezco lo que soy. No recuerdo si este vaso está medio vacío porque soy una jodida pesimista, o porque venía con sed. No sé si es que tengo mala memoria, o que simplemente no tengo nada que recordar.

No tengo ni idea de porque corro, de si tengo prisa por llegar, o si sólo estoy huyendo. No sé si es que no quiero parar, o si realmente no paro porque no tengo ni idea de como frenar. No sé si mi mirada busca o simplemente observa.

No sé si sonrío porque soy feliz o porque me he cansado de estar triste. No sé si estas heridas son por torpe, o por aprender. Ni siquiera sé si me encuentro bien o me encuentro mal. No sé si estoy soñando o estoy viviendo un sueño.

No sé si este diez es por haber estudiado o por haber copiado. No me acuerdo de si nunca le he contado a nadie las cosas que no he dicho, o si simplemente no tenía nada que decir. No sé si esto es jaula o cárcel.

No sé si esto es un truco de magia o es, sencillamente, que yo soy una puta flipada.  No sé si lo siento por sentir, o lo siento por no sentirlo. -Pero lo siento, de verdad, perdona.-

No sé si me quedan palabrotas por decir, o si ya las he soltado todas. Ni siquiera sé si tengo que buscar a alguien que me haga, o que me deshaga.









Lo que si sé, es que he odiado demasiado, y esto que siento, por cojones tiene que ser amor.
No sé si eres "él", pero tengo claro que eres tú.