sábado, 13 de junio de 2015

Ratos rotos.

Que me mataba a besos
y me enterraba bajo las sábanas,
para poder bailar sobre mi tumba
justo en el momento exacto
en el que acaba la canción.

Vamos a querernos,
me dice,
con un "fóllame" en los ojos.
Vamos a querernos bien,
sin prisas, con lo puesto;
con lo que nos falta por arrancarnos. 
Sin pausas.
-Y en voz alta- Le susurro.


Podríamos seguir dando pasos,
esta vez espero que sean en cierto.
Podríamos mandar a la mierda
las pautas;
hacer las cosas mal,
para poder hacernos bien.

Que me das miedo,
que me das vértigo...
Que me he perdido en tu vacío
y no quiero encontrarme;
todavía no.

Sigo intentando entender
el por qué todas mis declaraciones de amor
suenan a despedida...
Que nadie dijo que despedirse
fuera sinónimo de olvidarse.

No te vayas todavía,
que tengo para un roto más.
Y miles de hojas en blanco
deseando dejar de serlo
para llevarse un poco de ti;
de nosotros.

(Pero siempre más de ti).






1 comentario: