lunes, 4 de mayo de 2015

Haz algo por mi.

Si tuviera el valor suficiente para seguir
decidiría abandonar.

Si tuviera fuerzas para ir hacia delante
iría hacia atrás.

-Justo dónde tú estás; Para contarte que puedo, pero no quiero.-

Si tuviera ganas de sonreír 
no dejaría de llorar(te).

Si pudiera correr,
me quedaría parada.

-Como quien espera con la herida abierta y  botella de vodka en  mano.-

Mírame, querido/a lector/a. Ambos sabemos que en el fondo no es tan simple como distinguir el deber del poder, el bien del mal. No se trata de distinguir lo que harías tú, que vives tu vida, que yo que busco la mía en ajenas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario